30 de abril de 2012

Nicodemo

   


Nacer espiritualmente.  "...Respondió Jesús y le dijo: —Tú eres el maestro de Israel, ¿y no sabes esto? Juan 3:10 Una de las conductas más concurrentes en el hombre es estacionarse, abandonarse. Esto es porque primero ocurre en la mente, el humano siempre quiere echarse, descansar, por eso, el confort contemporáneo tiene su trampa. Estamos en una época donde el corazón debe ser como el de Caleb, bueno para la batalla. Si un maestro se duerme es grave, se caerían generaciones, la de sus discípulos. Jesús solo estaba hablando de un cambio de rumbo en las decisiones entre el camino de la vida y de la muerte, cosa no automática, es todo un proceso (Analogía del paso por el desierto, necesario. Por eso que tenemos días en que necesitamos agua del Espíritu, sentimos que desfallecemos y de la roca, Cristo fluye.) que va a requerir el espíritu de Caleb o de Elías.  Jesús dijo que, después del agua (Juan el bautista) hay que esforzarse. "...Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos se apoderan de él. Mateo 11:12





   El principio generador de la vida, de la vitalidad de las decisiones y acciones es el Espíritu, de allí el hombre se había caído, y la revelación de la cruz nos despejó el camino a la regeneración personal, con la garantía de Jesucristo resucitado. Nacer de nuevo espiritualmente.  "...El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; pero no sabes ni de dónde viene ni a dónde va. Así es todo aquel que ha nacido del Espíritu. Juan 3:8 Qué diferencia con lo predecible del movimiento eclesiástico de nuestros días. Es pronosticable, pero el Espíritu no. Vamos a tener que comprar oro.


   Nicodemo es todo aquel; fariseo importante, que se atreve a preguntar, es alguien que busca, avanza, no entiende pero se esfuerza y va a la intimidad y pregunta, y por último cree. Nicodemo llevó perfumes y aceites aromáticos a la preparación del cuerpo de Jesús luego de su muerte. Estuvo allí. "...También Nicodemo, que al principio había venido a Jesús de noche, fue llevando un compuesto de mirra y áloes, como cien libras. Juan19:39 Nicodemo, un maestro fariseo que se bajó del pedestal humano y en medio de la oscuridad espiritual se atrevió a preguntar, no al resto de doctores, sino al Maestro.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada